Abdo se jacta de inversión en Salud y recibe fuertes críticas

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, intentó desmarcarse de los escandalosos casos de corrupción en su Gobierno desatados durante la pandemia del Covid-19 y las críticas de diversos gremios médicos por la falta de insumos, camas, hospitales y el nulo avance en la ejecución presupuestaria en Salud Pública, y se jactó a través de sus cuentas oficiales en las redes sociales de una inversión millonaria para mejorar el sistema sanitario.

 

Sin embargo, inmediatamente el tuit presidencial levantó foribundas críticas de los internautas, quienes le recordaron las distintas tapas de diarios que hacen alusión a la falta de reactivos y las irregularidades detectadas en la compra de insumos médicos.

“La inversión en salud pública en lo que va del año ya asciende a 2,87 billones de guaraníes, según el reporte de Contrataciones Públicas ¡Seguimos trabajando en mejorar nuestro sistema de salud!”, escribió el jefe de Estado, desatando la indignación.

Los internautas se preguntaron dónde fue a parar esa millonaria inversión, y le recordaron sus promesas al inicio de la pandemia de dotar de camas de terapia intensiva a los hospitales. También le recordaron a Abdo que el país sigue adelante solo mediante las donaciones recibidas por países con quienes Paraguay mantiene una buena relación bilateral como Estados Unidos y Taiwán.

El lunes pasado durante la reunión de los gremios médicos con autoridades de Salud y el propio jefe de Estado, reclamaron la necesidad de mayores testeos a los trabajadores sanitarios para combatir efectivamente la pandemia. Todos se quejaron de la demora en los análisis de posibles casos de Covid-19.

Hubo reclamos sobre el retraso en la entrega de los equipos de protección individual (EPI) y el ministro Julio Mazzoleni aseguró que existen los equipos, pero reconoció que hay problemas de distribución o gerenciamiento en algunas regiones.

También actualmente existen equipos de salud en muy mal estado, y pocos recursos humanos para afrontar la pandemia.

Además hay cuestionamientos de que pacientes positivos de Covid-19 están en salas donde no deberían porque los análisis no se hacen o se retrasan demasiado, y los trabajadores de salud se ven obligados a pagar sus análisis personalmente.

Fuente; Ultima Hora